LOS EXPLORADORES DEL CREPUSCULO

LOS EXPLORADORES DEL CREPUSCULO (Libro de papel)

Editorial:
EDICIONES G&A
Año de edición:
Materia
Autoayuda y Superación / Autoayuda, crecimiento personal
ISBN:
978-84-8352-088-8
Páginas:
390
Encuadernación:
RUSTICA

El mundo de los sueños es un mundo de puro sentimiento en el que aprendemos a penetrar en lo desconocido y a liberar una cierta sabiduría inconsciente, que actúa como complemento de nuestra conciencia en la vida ordinaria. No podemos seguir rechazando como basura incomprensible la tercera parte de nuestra vida que dedicamos al sueño. Se hace necesario acabar con la rutina onírica, despertar al soñado, crear sueños conscientes e incluso utilizar la ensoñación como puerta de paso hacia otras dimensiones más sutiles de la conciencia.

Sólo a través del silencio mental en la meditación profunda, del viaje del alma, de la ensoñación lúcida, del éxtasis amoroso o de la contemplación extática, podemos penetrar de una vez en los mundos del nagual que son nuestra verdadera herencia espiritual desde el principio de los tiempos.



Emilio Fiel, también conocido como Miyo, enfoca su trabajo en la dirección de personas y grupos dedicados al crecimiento interno, a la evolución de la consciencia individual y colectiva y a la actividades del Cuerpo Luminoso. Pionero del movimiento alternativo de los setenta, fue guía de la Comunidad Arcoiris que, hasta su retirada en la Convergencia Armónica del año 87, estuvo a la cabeza del movimiento comunitario hispano y europeo. Centrado después en la perspectiva chamánica de retorno a la Madre naturaleza, creó los Clanes de Quetzalcótl, que desembocarían en los Grupos GAIA y posteriormente en la Escuela ChrisGaia. Actualmente está implicado en proyectos como la «Fundación Awen, el Espíritu que fluye», o el «Consejo de jóvenes ancianos» para orientar el trabajo de evolución de la conciencia y de cambio colectivo en nuestro país, mientras prepara también el Proyecto del Triple Anillo dirigido al despertar del Ser Interno (2007), a la Conciencia de la HumaUnidad (2008) y al contacto con el Corazón de Gayah Mah, nuestra Madre Tierra (2009).