CONFERENCIA MUNDIAL CONTRA EL RACISMO   DURBAN SUDAFRIVA 2001

CONFERENCIA MUNDIAL CONTRA EL RACISMO DURBAN SUDAFRIVA 2001 (Libro de papel)

Editorial:
UNIVERSIDAD DE DEUSTO
Año de edición:
Materia
Sociedad, cultura social / Política y gobierno
ISBN:
978-84-7485-791-7
Páginas:
120
Encuadernación:
Rústica
Colección:
VARIAS
4,04 €
Sin stock. De nuevo disponible en 1 semana
Añadir a la cesta Consigue 0,20 Puntos

El aumento de actos racistas y comportamientos xenófobos que los países occidentales confrontan actualmente, acicateado por las migraciones salvajes e incontroladas y el aumento de refugiados y de desplazados como consecuencia de la caída del muro de Berlín, el derrumbamiento del imperio soviético y la globalización de la economía, ha planteado de una manera acuciante, principalmente a los países de la Unión Europea, la necesidad de encontrar un nuevo paradigma en el que se encuentren respuestas a esas situaciones. Este cuaderno traza las dificultades que ha planteado la organización de una tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, en 2001, para tratar de esos problemas. La Conferencia Mundial, que se celebró en Sudáfrica, el lugar más simbólico de nuestro planeta, concentró sus trabajos en dos cuestiones que Estados Unidos e Israel trataron de evitar desde un primer momento: el conflicto israelí-palestino y la cuestión de la trata de esclavos africanos. Mary Robinson, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se había empeñado en lograr que la Tercera Conferencia Mundial no fracasara como las dos precedentes, celebradas respectivamenbte en 1978 y 1983, y ayudara a poner los cimientos de una futura cooperación Norte/Sur en estos temas. La Unión Europea ha apoyado los esfuerzos y el empeño de la Alta Comisionada, gracias a lo cual la Tercera Conferencia Mundial no se terminó en un total fracaso como algunos esperaban. Los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, apenas tres días después de la clausura de la Conferencia Mundial, ponen aún más de relieve la necesidad de poner en marcha las recomendaciones de la declaración y el programa de acción aprobados en Durban, (Sudáfrica) si se quiere evitar un choque de civilizaciones.