MENTE DEL BEBE RECIEN NACIDO

MENTE DEL BEBE RECIEN NACIDO. UNA NUEVA DIMENSION DE LA CONCIENCIA HUMANA A TRAVES DE LA EXPERI (Libro de papel)

Editorial:
OB STARE
Año de edición:
Materia
Salud y terapias complementarias / Mujer / Embarazo y lactancia
ISBN:
978-84-941016-1-8
Páginas:
256
Encuadernación:
RUSTICA
Colección:
VARIAS
13,46 €
Sin stock. De nuevo disponible en 1 semana
Añadir a la cesta Consigue 0,67 Puntos

¿Qué es lo que ves al observar los brillantes ojos de un recién nacido mirándote fijamente? ¿Son realmente los ojos de una persona? Este bebé que frunce el ceño en silencio o se pone rojo de rabia, ¿puede pensar y sentir? A pesar de su pequeño tamaño produce un convincente ruido, pero ¿está diciendo algo en realidad? ¿Cómo puede una mujer sentir que acaba de concebir? ¿Te parece escandalosa la experiencia sexual en el útero? ¿Por qué soñar es tan importante para el bebé? ¿Cuánto dura el "sensible" período en el que se establece el vínculo afectivo? ¿Puedes relacionarte con un simple bebé que despliega sabiduría y valor? ¿Puedes aceptar que las sonrisas o los desgarradores llantos del recién nacido indican cómo se siente el bebé al nacer? ¿Es posible que los bebés sepan que leer al revés es absurdo? ¿Cuándo y dónde han podido los bebés aprender tanto? ¿Se puede confiar en cualquier recuerdo humano, en especial en los recuerdos del nacimiento e infantiles enterrados en la mente durante largo tiempo? ¿Recuerdas tu nacimiento? David Chamberlain es uno de los pioneros en la creación del nuevo campo de la psicología pre y perinatal. Lleva un cuarto de siglo dando conferencias por todo el mundo sobre la inteligencia de los recién nacidos y los bebés dentro del útero y animando a los padres y los profesionales de la salud a valorar la calidad psicológica del nacimiento.

La historia de los nueve meses anteriores al nacimiento de un ser humano es, probablemente, mucho más interesante y contiene acontecimientos más trascendentales que los setenta años siguientes . Samuel Taylor Coleridge (1840). Mientras quizás aún te estés preguntando si estás embarazada, el cerebro, los ojos, el hígado y los oídos de tu hijo ya se están desarrollando. A la cuarta semana de gestación, empiezan a formarse el corazón, la circulación sanguínea y el tracto digestivo. Los brazos y las piernas comienzan a brotar a la quinta semana. A la séptima, el rostro, los ojos, la nariz, los labios y la lengua de tu hijo ya pueden verse, y empiezan a aparecer los primeros signos de los dientes y huesos. A la octava semana, los dedos y las manos ya están bien definidos, las articulaciones de los dedos de los pies se distinguen con claridad y el movimiento muscular se inicia. A la décima semana, ya se han formado todas las estructuras básicas del cuerpo. Además, los últimos descubrimientos sobre el desarrollo del sistema límbico del bebé intrauterino confirman la existencia de memoria durante el primer trimestr